El neuromarketing nos ayuda a saber qué es lo que pasa en la mente del consumidor y por qué toma las decisiones que toma. 

El neuromarketing para tiendas online resulta  interesante para conocer que acciones online tomar con respecto a tus clientes. Surge de la unión de dos ciencias: las neurociencias y el marketing, su misión se centra en conseguir sintetizarlas.

Aplica técnicas de neuromarketing a tu tienda online

El neuromarketing

Las neurociencias tratan de cuantificar, medir e identificar diferentes diferentes áreas del cerebro y mientras tanto el marketing aporta la cualitativa como gustos o preferencias. De esta unión nació en neuromarketing en 2002, el que dió nombre al concepto fue el docto Al Smiths, en Rotherdam.

El neuromarketing busca medir el proceso de elección de compra de una persona con respecto a un producto. 

Cómo funciona el neuromarketing

Cuando hablamos de que una marca está dentro de la mente del consumidor, nos preguntamos qué es lo que sucede en el cerebro de una persona ante la presencia de un producto, que sucede cuando vemos un anuncio publicitarios, o cuando los usuarios ven el diseño de nuestra tienda online, qué motiva las decisiones de compra… En general nos preguntamos qué pasa en el cerebro y con la percepción. 

Al fin y al cabo, no compramos productos sino que compramos percepciones, nos decantamos por algo en consecuencia a nuestros vínculos afectivos por este determinado producto o marca, nuestros sentimientos o emociones.

En este post voy a hablarte sobre cómo se crea este vínculo, veremos los diferentes estados del cerebro, la bioquímica del cerebro, el comportamiento y cómo esto se une a la parte inconsciente del consumidor. 

Como se toman las decisiones de compra, las tres partes de nuestro cerebro

Nuestro cerebro está formado por tres capas, el cerebro reptiliano, el límbico y el neocórtex. 

El cerebro reptiliano es el cerebro básico, el instintivo, se encarga de la supervivencia, de respirar, comer. Nos sitúa en el presente, incapaz de aprender o rectificar, no piensa, no siente, es impulsivo.

Sistema límbico, es donde se desarrollan las emociones, sentimientos, deseos.. Aquí se encuentran nuestras motivaciones.

Neocórtex: donde adquirimos conocimientos. Procesos intelectuales. Capcidad de anticipar, planificar, y visualizar.

En todo proceso de decisión interviene un factor instintivo, un factor emocional y otro racional. El cerebro tiene su propia biología y madura con el tiempo.

Para averiguar cómo el cerebro se comporta ante ciertos impactos del marketing, se realizar ciertos experimentos.

Se colocan unos cables por el cerebro y ante ciertos impactos se pueden ver qué zonas se activan, si se acelera el pulso.. De esta forma se puede observar que sucede en el cerebro.

Para qué sirve el neuromarketing en tu tienda online

Para optimizar la experiencia del cliente muchas empresas realizan campañas para llegar a ese punto inconsciente que todos tenemos. Si el neuromarketing dice que no se compra con la razón sino con las emociones, ¿como vendemos en nuestro ecommerce?.  Pongamos un ejemplo: si vendemos productos de belleza, identificamos cuál es nuestro cliente ideal. Si son mujeres, para apelar a su parte emocional posdríamos crear discursos que refuerzan la autoestima de la mujer, o la seguridad. Depende de qué producto vendas, elaborarás un discurso que impacte a los tres tipos de cerebros.

Entender por qué compran los usuarios online

Cuando un usuario entra a una tienda online, queremos que esté motivado. A la hora de comprar un producto influyen ciertos factores por encima de otros como el precio, la efectividad, la confianza, a complejidad… Depende del producto y la madurez de éste.  Hoy el día el precio es uno de los factores que más inciden a la hora de realizar la compra, antes era a confianza pero ahora ha cambiado.  El neuromarketing estudia los procesos mentales ante los distintos estímulos a la hora de realizar la compra.  También estudia el comportamiento de los consumidores. La mayor parte de nuestras decisiones son inconscientes. Nuestras compras son emocionales.  Al pensar que el precio puede ser una barrera para el cliente, tienes que generar una motivación en él para que no le ‘duela’ el realizar la compra.